No te comas mi tristeza

August 1, 2017

 

De un lado de la sala

un muñeco sentado frente a un escritorio

completa aplicaciones para concursos de artes visuales.

El escritorio está desordenado, cubierto de restos del trabajo y de la vida:

comida, envoltorios de cigarrillos, libros de pintura.

El muñeco tiene un buzo con capucha.

Es un Joven.

Le quedan pocas horas antes de que cierre el plazo para mandar su carpeta.

Se aburre.

¿Y cómo no aburrirse?

La habitación está a oscuras y se ilumina con la pantalla.

El aire está enrarecido por el encierro.

El cuerpo desaparece frente a la computadora.

Se hace papa.

Del otro lado de la sala una muñeca de pie besa un sobre.

El sobre dice “Currículum 0”.

El beso le da suerte.

 

Estos artistas ya no tienen tiempo para hacer obra.

¿Les exigen demasiado?

¿Cuantas cosas tienen que hacer?

Tal vez un artista

tambien es por lo que no hace.

No hablar

O no trabajar

O no estudiar

O no dibujar

O no pensar

O no participar de convocatorias.

 

Los autómatas están tristes

Y yo los quiero.

Quiero abrazarlos y decirles.

Que no se preocupen por las convocatorias.

Que no importa si aplican

y no importa si no aplican

y que no teman estar tristes

o confundidos,

que su tristeza es suya

y que no dejen que una aplicación

o un sistema

o una crítica

se la coman.

Si la muestra presenta a unos artistas deshumanizados por el trabajo, la burocracia y la competencia,

yo entendí todo al revés

Y los siento cercanos,

fragiles y humanos

y también pienso

que los objetos pueden amarnos

 

Una obra crítica proyecta como una sombra la imagen de otro mundo

mejor.

Por ejemplo un mundo

en donde los artistas no tienen que hacer tanto trabajo que no es su trabajo

Y en ese mundo

¿Qué obra harían

liberados de la responsabilidad de la crítica?

Todo lo que pasa a su alrededor

afecta al cuerpo de estos artistas

Y los desvia

De hacer una obra

A hacer una obra sobre hacer la obra.

Pero en esa obra sobre hacer la obra se cuelan aquellos otros asuntos

y el desvio se desvia.

El eje de esta muestra no es la crítica institucional

El eje de esta muestra es

hacer una persona

Si pudieras inventar a una persona, ¿cómo seria?

Si pudieras inventar un artista,

¿cómo trabajaría?

¿Y si pudieras inventar un sistema del arte?

Hace unos días un nene me dijo que él investiga las cosas para entenderlas

Y para tener mejores oportunidades laborales en el futuro

Y que cuando entienda todo

Va a inventar un planeta

Su mayor preocupación es encontrar un sistema para enfriar la lava.

-

 

Autómatas, de Martín Farnholc Halley y Toto Dirti se puede visitar hasta el 1/10/2017 en el Centro Cultural Recoleta.

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

RECENT POST

April 1, 2020

April 1, 2020

March 25, 2020

March 19, 2020

Please reload