Sobre Volver la lengua una flauta

November 23, 2018

 
En los sótanos de la ex bodega Toro Viejo se encuentran los tanques que se usaban para almacenar el vino que llegaba  a Buenos Aires.
 

Desde un televisor se escucha una canción que dice: Cuando querrá el Dios del cielo / que la tortilla se vuelva / que los pobres coman pan / y los ricos mierda mierda.
 

El pan y el vino son dos  pilares de la liturgia cristiana. El pan representa el cuerpo, y el vino, la sangre de Cristo. 
 

Los primeros cristianos se reunían en cuevas para celebrar la misa.
 

En 1966 sale en Buenos Aires el primer número de la revista Cristianismo y Revolución.


El destino de la política nacional y el mundo del arte porteño parecen estar unidos en una misma clave  para salvarse de su autodestrucción: la imaginación como disputa a los discursos cristalizados.
 

Hacer el cuerpo que uno desea es una forma de la revuelta, un sacrificio del cuerpo normativo para conmover el cuerpo social.
 

Inocularse con otros arsenales simbólicos  para  revitalizar un discurso: la hibridación del pedigree con un cusquito.
 

Un día seria mujer / al otro hombre / y al otro dios / llevo la piel del jaguar / la voz del zorzal / y el veneno de la serpiente


"Volver la lengua una flauta"
Toto Dirty en Isla Flotante, septiembre de 2018.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

RECENT POST

November 26, 2020

November 22, 2020

November 21, 2020

November 20, 2020

November 11, 2020

November 11, 2020

Please reload