Bye bye beibi

 

Alfombra azul,
Dibujos de ladrillos en lápiz sobre paredes blancas,
Pinturas embastadas.
Hace calor, se siente el verano y la alegría del reencuentro.
Es principio de marzo y se le apuesta todo al 2020. 

 

Me recibe Feli con una remera blanca pintada con el dibujo de collar con forma de estrella del texto de sala de Rami Birriel y Nico Moguilevsky.

 

Se lo percibe feliz y entusiasmado. Es un gran día, es una gran fecha.
Quien no conoce a Feli, es un chico con una melena dorada desprolija pero a la vez medio corte príncipe del siglo XV. Pienso en Feli y me dan ganas de abrazarlo.

 

Las pinturas de Feli me gustan siempre y no creo que sea solo por el cariño que le tengo.
Él se restringe en su paleta sagrada de colores primarios + blanco y con eso te tira toda su variedad. Y al parecer nunca toma referencias de fotos. Digo esto porque quizás es obvio pero no sé, las pinturas parecen ser sacadas de recuerdos, pensamientos o sueños.

 

Cataratas de agua que salen por los huecos de una pared de ladrillos,
Otra pared de ladrillos con un hueco con forma de corazón y con espirales en el piso que tiran su humito,
Biromes atravesando la pantalla de la compu,
Una calesita adentro de una pileta,
Un cuarto vacío con la cortina en llamas,
Otro cuarto vacío pero con miles de vasos llenos de agua,
El botón del inodoro con un collar de corazón partido,
Huevos rotos y una banana,
Un colchón squirteado,
Secaplatos con un puchito,
4 puchos hechos ceniza reposando en un cenicero 
Una escalera con huevos llorando y 
Escultura de cáscaras de huevos.

 

Hay una pintura que con Torcu embastamos y que creo que por su gran tamaño no estaba, mide 150 x 150.
No recuerdo porqué pero con Torcu fantaseamos con tenerla, encima también le encontramos un lugar para ponerla, en la pared debajo del ventanal y enfrente del horno.
Tiene la misma paleta y la misma temática que las otras pero en esta aparece el color violáceo, que nunca había aparecido y esta vez es bastante protagónico. Es como si en esta se hubiera dado más libertad. Me genera calma y quedaría tan bien en la cocina.

Es la imagen de un sector de la cocina, una parte del horno centrado con estantes marmolados a sus costados y una parte de azulejos. No sé por qué me gusta.

 

La historia de esta imagen cuenta que hay un huevo frito haciéndose en una sartén con tres tenedores pinchándolo ??? por qué?? ni idea. feli.
después hay 5 naranjas medio traslúcidas y 4 bananas. las bananas están en la cocina de gas, la parrilla está por encima

extraño a feli. no me esta saliendo escribir y pintar tampoco.

 

Es una de las últimas muestras que fui esos días. Ese jueves fui a la de Marcelo Alzetta en la Galería Ambición, el viernes a la de Feli y el sábado a las de Max Gómez Canle en Ruth Benzacar y Santiago Orti en Moria. Ese finde fue como una despedida sin saberlo.
Estamos en cuarentena y quizás el futuro sea completamente distinto a ese fin de semana.

 

Felipe Alvarez Parisi en Mite Galería. Un collar con Forma de Estrella
 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

RECENT POST

October 23, 2020

October 21, 2020

October 21, 2020

October 12, 2020

October 12, 2020

October 7, 2020

October 7, 2020

Please reload