Cultura Arrasada

October 7, 2020

 

Esta semana se conoció el proyecto de la Ley de Presupuesto para el año 2021, la ley más importante para una República ya que establece los gastos, ingresos, prioridades y procesos administrativos del Estado. La comunmente denominada “Ley de Leyes” permite conocer cuales son las prioridades para el Poder Ejecutivo Nacional que elabora y envía al Congreso el anteproyecto.

 

El Ministerio de Cultura, para sorpresa de muchos, solamente presenta un aumento en pesos del 18,5% en comparación con el presupuesto en curso. Es decir, con una inflación interanual calculada según el INDEC del 40,7% estamos hablando de un ajuste del 22% de su presupuesto. ¡Pero la pucha!, diría el Jefe de Gabinete.

 

Sí hay que destacar un aumento importante para el Ministerio de Mujeres, Género y Diversidad que ahora podrá disponer de un presupuesto considerable para la ejecución de políticas públicas orientadas a construir una sociedad más justa para todxs. En medio de este contexto, genera entusiasmo que ahora los discursos sobre la inclusión y la diversidad no vengan de la mano de intereses económicos transnacionales sino de la apertura democrática de nuestras propias instituciones. Es un logro importante de la lucha por los derechos en nuestro país y es justo mencionarlo. 

 

Al fin y al cabo el rol del estado debe ser atender a las desigualdades que generan los mercados y en ese sentido confío más en las habilidades políticas de Elizabeth Gómez Alcorta que en las de cualquier alumno de Stiglitz. 

 

Pero volvamos a la Cultura: la participación de ese Ministerio sobre el total de gastos de la Nación es y seguirá siendo la misma que durante la presidencia del ingeniero Mauricio Macri. Estamos hablando de un mísero 0,1% del total. Pero claro, algunos dirán que ahora tenemos Ministerio. Tener un Ministerio o una Secretaría de Cultura es apenas una enunciación semántica si no se la dota de presupuesto pero, para los partidarios socialdemócratas, será más fácil militar el ajuste en la cultura celebrando que, al menos, tenemos Ministerio. 

 

La gestión del Ministerio actual es, siendo benévolos, bastante humilde: bolsones de alimentos, ninguna intención de volver a la presencialidad y unas beca para artistas que es un subsidio para pagar el Monotributo. Aquellos que recibieron 30.000 pesos por única vez tienen obligaciones impositivas con el Fisco por 24.000 pesos. El Estado te cuida para que no te atrases con la AFIP.

 

Mientras tanto, Rodriguez Larreta volverá a dar un golpe de efecto cuando anuncie en las próximas semanas que los museos de la ciudad volverán a abrir sus puertas con protocolos y sin aglomeraciones. Rápida de reflejos la sagaz directora del MAMBA prepara la escenografía para el anuncio. 

 

Adentro del pantano de Sergei Eisenstein, los funcionarios más honestos y preparados del Ministerio comienzan a empaparse con el barro de la baja política.

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

RECENT POST

October 12, 2020

October 12, 2020

October 7, 2020

October 7, 2020

October 1, 2020

September 25, 2020

Please reload