• Paula Trama

Cuánto valen las monedas, por qué brillan las estrellas



Querido Rodo:


Te mandé 40 fotos del libro de Luisina Gentile. ¡Perdón! es que necesitaba q charlemos. “¿Cuánto valen las monedas, por qué brillan las estrellas!?" fue el asunto de nuestra pequeña cadena y acá están las conclusiones que saqué y todavía no te pregunté qué te parecen.


Estamos lejos, pero yo siento que estamos sentadxs en una vereda y hay una botella entre nosotrxs. Estamos atontadxs frente a un epígrafe y a un título misterioso. Vamos descubriendo preguntas: ¿cuánto valen las monedas? ¿por qué brillan las estrellas? Las gritamos al viento, o a alguna divinidad que tal vez piense que estamos un poco encopetadxs. Puede ser, pero no es solo la confianza ridícula que da el alcohol, son preguntas ingenuas e importantes sobre cosas que siempre estuvieron ahí.


Lo más lindo de los libros es lo más lindo del enamoramiento, ¿o no?: las ganas de escribir y de contar todo de nuevo.


Acá hay secretos revelados, que siguen siendo secretos aunque estén expresos, los códigos vitales de una samurai. "Mantenete pobre, abrí la botella". Seguimos a la samurái como dos discípulos invisibles. Es una paria y una enamorada, una caminante que avanza sin destino, perdiéndose en el amor y también manteniendo a un enemigo a distancia. Cruza la senda peatonal con una rama en la mano, como si nos recordara: una poeta siempre está haciendo trekking, una manera del excursionismo que poco tiene que ver con el turismo convencional.

¿Y lo de "gracias a mi entrenador de básquet"? Ese misterio inicial parece ser la energía fundadora del libro. Nosotrxs la seguimos a ella, vamos en fila, a la manera del entrenamiento, aprendiendo una especie de desencanto atento y también organizando una fuerza contra todos los vacíos- el drama, la indiferencia y ¡cosas peores!-


Y así como un poco dibujamos un territorio en una servilleta que no seca, otro poco merodeamos con ella por las ciudades cuyos monumentos o cosas memorables son siempre anecdóticos ¡No nos importan! Adiós a los valores indiferentes a la experiencia: la escritura emitirá una nueva moneda, con valor propio. Algo parecido a una ficha de lavandería.



Qué te parece esto? Sigamos por mail.

Gracias por leer conmigo y te mando abrazos!

Paula.




Sobre "El valor de las monedas" de Luisina Gentile. Editorial Socios Fundadores.


RECENT POST