• Bob Lagomarsino

El acoso mediático



En el siglo XXI la libertad de expresión continúa siendo un problema central de la discursividad social que involucra tanto al arte como a la política en el desafío de afrontar nuevas reglas de juego que puedan hacer frente a las mutaciones semióticas ocasionadas por la reciente aceleración de los procesos de mediatización. Prácticas como la cancelación o el troleo constituyen asuntos importantes que no deberíamos subestimar en absoluto.


Así parece entenderlo el Presidente Alberto Fernández que hoy ha utilizado su instagram para hacer público el fallo judicial que condena a prisión en suspenso a Mario Casalongue por acosar mediáticamente a Fabiola Yañez y a Estanislao Fernández.


En este punto, seguramente muchos de ustedes se estén preguntando quién es Mario Casalongue y por qué no están en su lugar personajes como Santiago Cuneo, Eduardo Feinmann, Baby Etchecopar o incluso Jonatan Viale. Por ese motivo, decidí indagar sobre estas palabras que compartió con Jennifer.


Jennifer: ¿Cuál fue el motivo por el que fue denunciado?


Mario Casalongue: fui denunciado por personas del entorno presidencial por supuesta discriminación, hostigamiento y acoso mediático. Está todo en el expediente. Evito referirme al tema porque corre riesgo mi libertad. Estoy condenado a 25 días de prisión en suspenso. Como la justicia es funcional al poder de turno en la Argentina, corro riesgo de ir preso.


J: Intenté acceder a las notas pero no pude encontrarlas me gustaría saber ¿cuál era el contenido que motivó la denuncia?


M: Las notas por las que se me acusa fueron todas desindexadas del portal de Agencia Nova, ya no existen. Se fijó un plazo para eliminar las notas consideradas agraviantes por el entorno presidencial y no fueron eliminadas en tiempo y forma, por eso se me acusó y se me condenó por desobediencia.


J: Entonces, ¿piensa que se trata de un caso que atenta contra la libertad de prensa?


M: Yo creo que hay una figura nueva que inauguró la justicia argentina que se llama acoso mediático que abre la puerta para cercenar la libertad de expresión, deja sentado un precedente para coartar la libertad periodística. Cualquier cosa que uno investigue desde una perspectiva periodística sobre un funcionario, un empresario, un gremialista o cualquier otra persona poderosa, ésta puede aludir al “acoso mediático” y enjuiciar o incluso encarcelar a un periodista.



J: Considerando que el poder judicial se encuentra bajo la mira del gobierno ¿al tratarse de la figura presidencial este es un caso que condiciona el accionar de la justicia?


M: Como dije anteriormente, la justicia responde al poder de turno en la Argentina, algo que no sucede en otros países que son serios. De la misma manera que una jueza absolvió a los acusados por el "Vacunatorio VIP", condenó en tiempo récord a un periodista opositor al gobierno. Esta justicia es un traje a medida del presidente.


J: ¿Se arrepiente de haber publicado algo?


M: Me arrepiento de haber vertido conceptos en modo de humor que han sido considerados discriminatorios por la comunidad LGTBI, he pedido las disculpas del caso ante la justicia


J: ¿Cree que se trata de una utilización política de esos temas para censurar su voz?


M: Si, existen visos de demagogia por parte del actual gobierno para congraciarse con sectores homosexuales de la sociedad para lograr su voto y su acercamiento, pero el propio presidente ha vertido conceptos discriminatorios y homofóbicos en sus redes sociales, antes de asumir la titularidad del Ejecutivo nacional.


J: ¿Usted considera que podría haber informado sin tener que acudir a esas formas de expresión discriminatorias?

.

M: Si, por supuesto. Totalmente.


J: ¿Cómo continúa su labor periodística después de este caso?


M: Pienso seguir adelante con mi tarea periodística, Nova es un multimedio que va a seguir existiendo a pesar de este cercenamiento a la libertad de prensa y vamos a continuar investigando y molestando al poder porque el periodismo de eso se trata, de molestar al poder.



Resulta curioso que condenen a 25 días de prisión en suspenso y una probation a un periodista acusado de haber acosado y discriminado con sus notas a la pareja del presidente Alberto Fernández, Fabiola Yañez, y su hijo, Estalisnao Férnandez, cuando fue su vicepresidenta quien promovió la modificación de la pena del delito por calumnias e injurias (ahora es de multa y no más de prisión).1

Acaso el gobierno de Alberto Fernández está dando un paso atrás frente a la década ganada, cuando en la Argentina el periodismo gozaba de libertad y garantías para escribir y opinar lo que quiera y en cualquier medio de prensa. ¿Cuántos juicios tendría que hacer Cristina Fernández de Kirchner? No nos olvidemos que no hace mucho tiempo metieron presos a los falsos terroristas que amenazaron a Macri en Twitter.


No se trata de discutir la misoginia de Mario Casalongue porque él ya se encargó de aclararla, quizás sea el momento de tomar con seriedad estos asuntos que involucran a la libertad de expresión y a la nueva Intelligentsia del neofascismo.


Notas


  1. http://servicios.infoleg.gob.ar/infolegInternet/anexos/160000-164999/160774/norma.htm



RECENT POST