top of page
  • Victoria Márquez-Feldman

Entebbe



Hoy estuve pensando mucho en Entebbe. En el rescate heroico de los rehenes israelíes. Y en el Estado de Israel que hoy le suelta la mano a sus propios hijos.


Israel no siempre fue lo que vemos ahora. Recuerdo los sueños socialistas de los primeros kibbutzim. Las anécdotas de mi mamá en el Plan Tapuz. Las naranjas, el mar, el optimismo, el respiro. Y después Entebbe. Mi vieja siempre me habló de Entebbe, de secuestros aéreos, del miedo que le daba volar en El-Al, y a su vez, de lo orgullosa que estaba de haberse animado a ir a Israel, en aquellos años 70. Hoy me di cuenta que Entebbe podría haber sido una ciudad como Tel Aviv, pero que los extremistas triunfaron allí también, y una dictadura sanguinaria se tragó al país como un caníbal. 


Theodor Herzl, figura principal del sionismo, padre fundador del Estado de Israel, había incluso viajado a Uganda para instalar una colonia judía en el protectorado ugandés, en ese momento colonia del Imperio Británico. El proyecto no prosperó. 


La instalación de un Estado judío finalmente se concretó en los territorios del antiguo mandato palestino británico. Toda la zona de la cuenca oriental del Mediterraneo estaba en ese momento bajo control imperial. El mismo Líbano estaba bajo dominio francés. Allí también, al día de hoy, los palestinos son perseguidos: les recomiendo la película El insulto, si quieren saber más sobre el tema.


Herzl y los sionistas, guiados por la propuesta británica (Lord Nelson había propuesto Uganda pero después cambió de opinión) aceptaron ir a Palestina. En los años 40, sin tener donde ir, le hicieron caso a los Aliados que los habían rescatado del infierno alemán. Fue entonces que el imperio británico les encajó en un instante la tarea de "descolonización". En realidad, no. El imperio simplemente se desligó en los papeles, delegando su poder y manteniéndolo al mismo tiempo. Que los judíos se encarguen. Y un ala extremista entre ellos, que hoy domina el país, está eliminando lo que queda de sus hermanos palestinos, otrora colonizados por los británicos. Los palestinos, un hermano pueblo semita. No son los judíos, ni siquiera los sionistas (Sionismo es la lucha por tener un Estado, un lugar "a salvo" para los judíos, en el lugar del planeta que sea), ni siquiera el estado de Israel tal como fue fundado es el que está ejecutando la masacre que vemos hoy. Lo que vemos hoy en nuestras pantallas es un Estado de Israel en el poder de extremistas, de fanáticos armados hasta los dientes ejecutando un plan macabro replicando los peores crímenes de los imperios coloniales. Del lado palestino un pueblo es "representado" por terroristas ya que cuando al pueblo no se le permite elegir, el más salvaje se arroga el poder de hacerlo, gobernando por la violencia. 


Israel rescató heroicamente a sus hijos de Entebbe, Uganda, en 1976.


Pero a aquellos que habitaban el Estado de Israel y el 7 de octubre de 2023 fueron secuestrados por extremistas, Israel les soltó la mano. 


No olvidaré, ni perdonaré.

Espero al menos haberme hecho escuchar.

*en la foto: Michel Bacos, el piloto francés que en 1976 se rehusó a abandonar a sus pasajeros.


Commentaires


RECENT POST
bottom of page