• Anna Alchuk

Sobre la unidad de los opuestos o una apología de la cooperación



En el artículo "Sobre la poesía", Kazimir Malevich escribió: "Hay poesía en la que el poeta destruye objetos en aras del ritmo, dejando pedazos rotos con inesperadas yuxtaposiciones de formas". "Una yuxtaposición inesperada de formas" es exactamente lo que me interesa en el arte y la literatura, lo que hace posible ir más allá de la comprensión normativa del lenguaje y, por lo tanto, de la idea ordinaria del mundo.

Mis poemas (a partir de la obra "Siete Búhos”, 1989) son performáticos, están en el espacio de un teatro virtual, donde hay un ablandamiento permanente de la arcilla lingüística, de modo que surge un nuevo continente en otro nivel superior. El lenguaje demuestra una paradoja asombrosa: en un estado de fusión, revela su estructura original (por ejemplo, su principio inherente de especularidad o palindromicidad). (La estructuración multinivel del lenguaje también es difícil de explicar, de la misma manera que resulta imposible explicar por medio de la ciencia la existencia simultánea de la naturaleza ondulatoria y corpuscular de la materia.)

Por lo tanto, encuentro que mi tarea consiste solo en seguir las leyes que predeterminan el funcionamiento del idioma: tanto coloquial como literario (me refiero al idioma de la poesía rusa). En este contexto, cualquier disputa sobre la superioridad de ciertos formatos literarios pierde sentido. Inicialmente está ya Todo presente en la lengua, es ella la única autora; a las poetas les queda seguir sus leyes, ser sus fieles adherentes y sus concienzudas comentaristas. No es casualidad que lxs poetas más vanguardistas (por ejemplo Khlebnikov o Kruchenykh) sean al mismo tiempo los más arcaicos y viceversa (Derzhavin). El Zaum es una parte esencial del folclore ruso, lo mismo se puede decir de otras técnicas innovadoras.

La innovación no es de ninguna manera un fin en sí mismo, en las buenas y viejas tradiciones, me esfuerzo por capturar cierto mensaje lírico en el lenguaje. Y en este caso, todos los medios son buenos: tanto tradicionales (rima, aliteración, ritmo) como innovadores. En primer lugar, el ritmo es importante. Mi trabajo es similar a la improvisación de jazz: en cada poema construyo una nueva melodía, siguiendo el ritmo establecido al principio.

Mis versos son semánticos, aunque tienen una apariencia incomprensible; sin embargo, están escritos de tal manera que se leen de dos o incluso tres formas diferentes. Podría decir que por medio del alfabeto ruso estoy tratando de lograr el efecto de la escritura jeroglífica. De ahí que recurra a técnicas como: "palabras pegadas", "palabras centauricas", "palabras rotas", "palabras al revés", muchos palíndromos, anagramas, etc. etc.

Mi poesía es un sistema fundamentalmente abierto, es decir, susceptible de diversas interpretaciones y de co-creación; probablemente por esa razón mis textos le dieron a artistas y a músicos un pretexto para sus trabajos gráficos, sus fotografías, vídeos o improvisaciones.



МДП. №2. Poesía visual y alternativa. Comp. Anna Alchuk.

[Edición del Club de Vanguardistas], 29,5x23,5 cm. 1988.



Traducción: Ana Sejmet & Mario Scorzelli

 

Caminos tontos. Edición especial de textos con citas más o menos falsas, erudición apócrifa y referencias equívocas a Rusia.


OTRAS NOTAS


- Gul psicópata, Yuri Mamleev


- Los nombres de los oligarcas en el mapa de la patria, Víktor Pelevin.

RECENT POST