La vidriera y La cueva

July 29, 2020

 

sobre “galería vacía” y “más que una cueva para estar a salvo”

 

1.

En algún momento del 2019 vi el avance de un proyecto documental de Ayelen Agüero. La escena es hermosa: Una mujer barriendo una fracción de bosque, luego rezándole a una piedra gigante, pidiéndole que sea benévola con las cosechas del año. Arriba de la piedra gigante hay una antena de comunicación. ¿se le rezaba a la piedra antes de que tuviese esa antena? ¿la empresa que se encargó de colocar esa antena en el pueblo escogió la piedra porque era el lugar que usan los habitantes del pueblo para comunicarse? ¿qué antena condujo a la otra?

 

2

MEDIA GALERÍA es un proyecto de exhibición e investigación artística dirigido por la curadora Laura Guindlin. Durante el 2019, funcionó en una de las dos habitaciones de 9 metros cuadrados de un taller textil en el barrio porteño de La Paternal, a partir del cual surgió el nombre del espacio. 

 

Después de cinco años consecutivos regresé a Buenos Aires. Estuve en México todo el verano, pasando tiempo con mis amigos y mi familia, cada tanto veía las historias de Instagram en las que Laura limpiaba y pintaba el nuevo espacio de Media Galería en el barrio de San Cristobal, acompañada de sus amigos. Laura me invitó a pasar música el día de la inauguración, ya estaba regresando y en menos de una semana me voy a reunir con mis amigos y sus amigos. Diez días después se decretó la cuarentena obligatoria en Argentina.

 

Con un local a la calle recién pintado y una agenda anual cancelada, Media decidió impulsar una convocatoria titulada “Galeria Vacía”. El objetivo es evidenciar el contexto actual y cómo repercute en el trabajo de artistas y espacios de exhibición tener que cerrar las puertas. La convocatoria pública, gratuita y permanecerá abierta durante el tiempo que dure el aislamiento; la única condición para participar es que las obras se instalen en la vidriera para poder ser vistas desde afuera por los vecinos del barrio. Participaron hasta ahora Ariana Beillis y Martina Mordau, el tercer proyecto fue “Más que una cueva para estar a salvo”, de Ayelén Agüero.

 

 

 

3.

Fotografía a color, vertical. En la parte superior la arena parece húmeda, como si las olas del mar o el viento la hubiesen aplanado, con apenas pequeñas quebraduras, ondulada, como una hoja que ha perdido su superficie plana, ha sido humedecida y ahora seca. El banco de arena termina por lajas triangulares y puntiagudas, que continúan produciendo una composición irregular de figuras grises que termina hasta el borde inferior y parece continuar.

 

Hay algo valioso en comprender las consignas y aprovecharlas. Una muestra de fotografías y videos que se miran desde una vidriera. Pensar en los vecinos que se detienen a ver los videos me recuerda esas escenas de películas en las que los transeúntes quedan absortos frente a las tiendas de electrodomésticos, enterándose de las noticias de último momento: la destrucción de una ciudad por los rayos de una nave espacial emitida en tiempo real para todo el mundo, los viajeros en el tiempo que interrumpen un recital de sus yos del presente, el mensaje del presidente de los Estados Unidos anunciando el Apocalipsis y aconsejando que se despidan de sus familiares en sus últimos minutos de vida.

 

Pero los videos y las fotografías no muestran un suceso mediático internacional, ni son noticias, (las noticias y los sucesos ocurren afuera, entre nosotros, lentamente). Los transeúntes que se detienen observan esas fotografías y videos de paisajes con tierra erosionándose por el mar, por la afluetente de un río, una superficie de barro se ha secado y craquelado, debajo hay barro húmedo. La única intervención humana que aparece en los videos, es una construcción en medio de un llano circundado por árboles. 

 

Durante la semana de la muestra de Ayelén nos convocó en un conversatorio sobre nuevas patologías y flujos de resistencia. Participamos Victor López Zumelzu, Amalia Boselli, Enzo Luciano, Laura Guindlin y yo. Coincidimos con que todo parece suspendido, en nuestros hogares, sólo encuentros en línea, actividades de encierro: Luciano hizo una muestra en Second Life, Boselli contó sobre la construcción de bibliotecas digitales e impresiones de textos de Rodolfo Kusch, López Zumelzu pone en relieve la idea de un contagio de nuevos entusiasmos, si los museos se ven obligados a cambiar, ¿cómo podremos adentrarnos en ellos? Yo pensé en el encarcelamiento de Giordano Bruno, la imaginación de infinitos universos posibles que viven dentro y fuera de él, comenzamos a revalorizar nuestras corporalidades ahora que el tunel carpiano comienza a dolernos. 

 

Si Boselli está compartiendo los textos de Kusch, espero que lo tenebroso, lo telúrico y lo monstruoso vuelva a comprenderse más allá de la pampa y lo agreste, tampoco en la multitud que se manifiesta en las calles (en estos momentos imposible), solo en el transeúnte que se desplaza, en este nuevo tiempo alterado, contemplando en la vidriera los videos y las fotografías de Ayelén, las eternas suspensiones del tiempo en las cuevas y agujeros en medio de un llano que se nos ocurren refugios a todo aquello que siempre estuvo afuera. Nuevos espacios, nuevos tiempos, nuevos hábitats.

 

 

 

ºAyelén Agüero en “Galería Vacía”, MEDIA GALERIA. “Mas que una cueva para estar a salvo”, Texto curatorial: Antonella Aparicio. Junio 2020

Link a uno de los videos de la exposición AQUÍ

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

RECENT POST

October 23, 2020

October 21, 2020

October 21, 2020

October 12, 2020

October 12, 2020

October 7, 2020

October 7, 2020

Please reload