• Bob Lagomarsino

Cultura cultivada


Sobre Los llanos, de Federico Falco (Anagrama, 2020) y Bajo sus pies, de Leticia Obeid (Blatt & Ríos, 2020)


Mientras la sociedad aún no logra dilucidar si la estrategia de Cristina de poner a un hombre de la socialdemocrácia como Alberto Fernández en la Presidencia de la Nación es otra de sus grandes jugadas o el primer error grave en su asertiva carrera política, el 2020 nos permitió a algunos reencontrarnos con el placer de la lectura.


Lejos del canon literario porteño de los últimos años en el que todo transcurre fugaz, veloz y con aditamentos sintéticos, Leticia Obeid y Federico Falco sorprenden con la publicación de dos libros centrados en la recuperación de la ruralidad y la slow life.


Son protagonistas que discurren de la ciudad hacía el centro del país, de Caballito o Palermo a Zapiola, Lobos o Noetinger en procesos internos de duelos, separaciones, cambios de hábitos y, por que no, una pandemia que nos termina demostrando que la vida en la ciudad ya no es tan placentera como creíamos que era.


Aunque lejos de ser novelas de contenido político, ambas dan cuenta de una vida rural que dista mucho de lo que estos porteños esclarecidos reproducen como discurso único. No estamos hablando de protagonistas de grandes pooles sojeros, de explotadores de peones rurales o de aquellos enemigos del pueblo que plantan soja y se sientan con las escopetas sobre los silo bolsas a especular con los dólares que el Estado Argentino necesita para repartir asistencialismo, algo que ha ocurrido en esta administración y en la anterior.


Hoy el campo argentino genera 1 de cada 6 empleos en el Sector Privado y 7 de cada 10 dólares de exportaciones. Es probablemente el sector más importante en nuestra economía. Pero además, al contrario de lo que algunos sectores del Frente de Todos pretende instalar, el campo sobrevive de y gracias a una clase media rural con un 91% de productores que explotan ellos mismos sus unidades productivas.


Esta clase media rural es la que describen Obeid y Falco. Aquellos que toman decisiones propias sobre sus pequeños campitos que fueron el sustento de padres, abuelos y bisabuelos que llegaron de Europa sin no mucho más que una muda de ropa y durante décadas forjaron el desarrollo de sus plantaciones y de la Argentina misma. Son personas que se levantan a las 5 de la mañana, que se agrupan en cooperativas para acceder a maquinaria y obtener mejores precios de semillas, quienes comparten experiencias para mejorar la producción y los rindes.


En definitiva, cientos de miles de empresarios pymes que no le piden nada al Estado más que seguridad jurídica y no poner más obstáculos con los que lidiar. En el caso preciso de Bajo sus pies, la leti da cuenta de todo el proceso de siembra, cultivo y cosecha de un pequeño campo familiar y Falco algo similar pero con una huerta que le sirve de nueva reconexión con su vida luego de una relación amorosa terminada.


Estos libros capturan la atención tanto de los amentes de los paisajes rurales que disfrutan de los tiempos muertos, mientras esperan que hierva el agua de la pava eléctrica, como de las mentes abiertas que están al tanto de las noticias del mundo y todavía guardan en sus corazones la esperanza de una nueva historia que traiga prosperidad en nuestra tierra.


Ambos cordobeses, los autores representan a una nueva generación de artistas que nos amigan con las condiciones de producción de nuestro dinámico campo argentino y que nos deja una imagen que no es la que algunos sectores hegemónicos intentan impulsar. Córdoba es la vanguardia de la Universidad Nacional, del Cordobazo, pero también la que vivió la indiferencia del Kirchnerismo durante el levantamiento policial y la que le permitió a nuestro presidente ojos color del Mar de Barents ser electo en 2015. Esta nueva narrativa le agrega algunas páginas al gran relato del campo y nos ayuda a amigarnos con uno de los pocos sectores que aun genera riqueza en el país.

Los llanos, Federico Falco (Anagrama, 2020)

Bajo sus pies, Leticia Obeid (Blatt & Ríos, 2020)

RECENT POST