• Flor Cugat

Esta noche




El rojo es comunista

El azul es el del Frente de todos

El púrpura, magenta, violeta es feminismo

El naranja es de la separación del Estado de la iglesia

El amarillo es el Papal y del pro

El arcoíris es el de la diversidad sexual

El celeste es de “las dos vidas”

El blanco es el de las madres y abuelas

El verde del aborto, la justicia social, la salud pública

Así se dirimen los colores entre nosotros

es que el color es,

antes que nada

una construcción social.


Una poeta bordó unas gorras verde inglés que decían

en pespuntes blancos

“no puedo creer que todavía tengamos que reclamar esto”

y ahí me encuentro con un gesto parecido

a la remera de Jacoby que decía “yo tengo Sida”

en varios colores.

Y todo lo que vino después con los bordados de Centurión


Los pañuelos son un gesto de lucha

los triángulos un modo de distinción, para bien o para mal.

las gorras, las remeras, las insignias, las mochilas.

un hermoso abanico visual de contagio.


La política es hermosa

porque la política es conversación

es diálogo y posicionamiento.

lo que sentimos y lo que pensamos

con el cuerpo y las palabras,

¡Qué emoción!

que alegría más hermosa es estar de acuerdo

e ir para adelante con todas!

una marea,

pero también

un remanso

un abrazo,

un te quiero mucho! tqm tqm

la erosión del sufrimiento, de lo oculto, lo sancionable, lo obligatorio.

¿será de este modo como nos acercamos a los cuerpos libres, los cuerpos amantes, los cuerpos danzantes, los cuerpos felices, cuidados, los cuerpos unidos y menos solos?

que alegría dejar atrás la angustia y la tristeza, sentirse acompañada!


Pienso en esta noche interminable

y pienso en todas las noches así que cambiaron nuestras vidas,

me emocionan las multitudes expectantes,

el amor multitudinario

me emocionan las bienvenidas y las despedidas populares,

me encanta Argentina, me encanta Latinoamérica

porque todavía piensa en el futuro y en la resistencia

y eso nos hace mejores a cualquier país del primer mundo

con sus necesidades básicas hiper satisfechas

y esa depresión hedonista esa que congela a esos jóvenes

que creen que no pueden cambiar nada.

Acá todavía hay esperanza,

y eso es porque hay muchas injusticias que hay que pelearlas,

no solo por uno, sino por el otro.

¡Qué lindo ser Argentina!

una bandera Argentina que flamea

verde, blanca y verde


El pañuelo de las madres y las abuelas

ese pañuelo blanco

que giró en la plaza

simulaba un pañal.


Esta noche el pañuelo verde

se une, arma una guirnalda

de justicia social,

la vuelta al derecho de los cuerpos.


Es muy valiosa esta noche

para las generaciones futuras

la calle, la unión, la alegría.


No la perdamos nunca,

querámonos con todo

es el acto de amor más grande de la historia.

el corazón verde,

en el centro,

de nosotros para siempre.

que nadie sufra

¡Nunca más!




Obra: Te quiero, 1993. Artista: Feliciano Centurión.

RECENT POST